09 octubre 2011

Salsa diabla y ejemplo.

Vivir en un pueblo, tiene sus desventajas y sus ventajas, una de ellas es encontrar productos directamente de la huerta sin pasar por intermediarios, aquí es habitual pasar por delante de una casa y que tenga a la puerta un cesto con tomates, pimientos, alcachofas, naranjas... lo que sea según temporada.
En fin, así conseguí estos tomates (con olor a tomate y no como la mayoría de los comprados que no huelen a nada).


Como estaban maduros decidí hacer una salsa.

Ingredientes:
  • Tomates.
  • Chiles jalapeños al gusto.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Azúcar.
  • Sal.
Preparación:
Ponemos a calentar un poco de aceite en una olla, cuando está caliente añadimos los tomates troceados y los chiles (cuanto más chile, más diabla) .

  
Ponemos un poco de azúcar para evitar la acidez del tomate y una pizca de sal, tapamos y dejamos que se fría despacio, unos 30 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
Luego lo  pasamos por el pasapuré.


Ya está lista para ser usada como más os apetezca, os muestro el primer uso que le dí.
Patatas a la diabla.


Si os gusta el picante...pan para mojar, la bebida que deseéis al lado y a disfrutar !!!


24 comentarios:

  1. A mi me encanta esta salsa y con esos tomates aún me encantaría más, pero qué envidia más grande, jejeje, aquí los tomates rara vez huelen o saben a tomate, es como tomarse un vaso de agua.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que es un verdadero lujazo vivir en un pueblo y encontras esos tomates!!
    La salsa te quedo divina y va bien donde la pongas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Mi padre y yo guardamos semillas de tomates autóctonos de un año para otro y como dices, nada que ver con los de plástico tan bonitos y tan insípidos.
    Menuda diabla, yo no me atrevo.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  4. Lo de diabla es por algo ??, joer, al tremendo le encantaria , a mi se me caen las lagrimassss de picante pero la pinta es estupenda , por ciertooooo, lo de los tomates y su olor es ciertttttooooo, a mi eso me encanta.
    Estoy de sorteo, vente corriendo si te apetece, hay cosillas muy buenasss.

    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  5. Que buena pintaaaa!!!.....esa para mi marido genial, le encanta el pique yo la prefiero mas "flojita" Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Yo no podría vivir en pueblo, pero si hay algo que envidio es lo que tú comentas, en las panaderías de pueblo el pan es pan, y no lo que compramos aquí que da hasta asquito, y lo de las verduritas frescas, los huevos... No soy yo muy de picante, pero sé de uno que va a volver loquito con esta salsa! (Si encuentro tomates con olor y sabor a tomate y no a corcho)

    ResponderEliminar
  7. María, me encanta esta salsa, y menudos tomates los que has utilizado para hacer la salsa, que suerte que tienes!!!! Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Hola,

    Su blog ha captado nuestra atención por la calidad de sus recetas.

    Agradeceríamos que lo registre en Ptitchef.com para poder indexarlo.

    Ptitchef es un directorio que referencia los mejores sitios web de
    cocina. Cientos de blogs ya se han inscrito y disfrutan de Ptitchef
    para darse a conocer.

    Para suscribirse a Ptitchef vaya a
    http://es.petitchef.com/?obj=front&action=site_ajout_form o en
    http://es.petitchef.com y haga clic en "Anade tu blog " en la barra la
    parte superior.

    Atentamente,

    Vincent

    ResponderEliminar
  9. Con esas patatas no te dejaba ninguna.


    Saludos

    ResponderEliminar
  10. ¡Que pasada de salsa y de tomates!

    Me encanta el olor de las tomateras.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que salsita más deliciosa María,y con esos tomates debe ser un lujo¡¡¡¡
    Un millón de besitos y ya te he mandado los tuppers para la salsa.

    ResponderEliminar
  12. Yo así, solamente con aceite y sal, son tan ricos que voy a hacerlos para cenar.

    ResponderEliminar
  13. Que bueno!
    Hace tanto que no como de esos tomates! =(
    BESITOS

    ResponderEliminar
  14. La verdad es que tienes razón, no tienen nada que ver los tomatitos comprados directamente de la huerta.
    la salsa estupenda, aunque para mí con poco picante, por favor
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. me encantan las patatas con salsa brava y con con esta salsa, seguro que me gustarán, pues el picante me encanta.
    SAludos

    ResponderEliminar
  16. que razon tienes,de la huerta a la mesa es una maravilla! que salsita mas rica te has marcao,me encanta!
    un saludo.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. de la huerta a la mesa...menuda suerte tienes wapa. Yo me pido una ración picantina...jeje
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  18. Que suerte tienes María todo la verdura, directamente del huerto a casa, no veas como se nota, los aromas son diferentes y el sabor no tiene nada que ver, besos

    ResponderEliminar
  19. me gusta bastante el picante que rica la salsa con las patatas
    saludos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Me encantó!!!.... muy rica y fácil.... y lo mejor.... tus tomates con sabor a tomates....
    Besitos y una linda semana.

    ResponderEliminar
  21. estoy contigo, me encanta los tomates de huerto caseros, esos sin intermediarios como bien dices, con su color y su sabor especial , y no de plastico como lo del supermercado, qué pena verdad? pero así es. Yo este sabado estuve en el pueblo de mi chico y me traje bastantes tomates. un besazo

    ResponderEliminar
  22. Si son buenos si... Y la receta que has puesto también.
    Yo vivo en una zona de huertas y es habitual que por las tardes los "payeses" vendan lo que han recogido en el campo por la mañana. No solo está más bueno sino que también es más barato que en las tiendas, sobre todo las verduras y algunas hortalizas que duran menos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Agradezco y valoro muchísimo tus comentarios pues me ayudan a mejorar y además sé el tiempo que conllevan.



Este blog ya no participa en cadenas de premios ni memes, aunque agradezco enormemente el elogio de quienes habéis pensado en mi.