21 mayo 2019

Bacalao a la portuguesa



Hola a tod@s nuevamente, espero que esta vez sí sea mi vuelta definitiva.
Tras varias largas ausencias retomo el Blog con la misma ilusión del primer día  y lo hago con una receta de uno de mis pescados favoritos, el bacalao.

El  bacalao es ligero, contiene muy poca grasa y además también es bajo en calorías, por lo que se convierte en un alimento ideal para mantener una dieta sana y equilibrada.
La poca cantidad de grasa que tiene el bacalao está formada, en su gran parte por ácidos grasos Omega-3. Este pescado es también  rico en Zinc, Fósforo, Selenio y Vitamina D.
Si sumamos que el bacalao es un pescado de sabor exquisito y que su carne  es muy sabrosa y firme se convierte en un alimento ideal que no debe faltar en nuestras mesas, lo cual me lleva a recordar que nuestros vecinos portugueses son los primeros consumidores de bacalao a nivel mundial y unos auténticos expertos en su cocina.

Para entender el porqué hay que remontarse a 1353, año en el que Pedro I de Portugal y Eduardo II de Inglaterra establecieron un acuerdo para que pescadores portugueses pudieran capturar bacalaos en las costas inglesas durante 50 años. Tras varios siglos de pesca en el siglo XIX los portugueses dejaron de «ir a buscar» el bacalao y pasaron a importarlo, al descubrir que el bacalao se adaptaba perfectamente a las necesidades de la época al ser un producto no perecedero. Se salaba y aguantaba las largas travesías por el océano Atlántico que duraban más de tres meses. Además era un producto accesible a casi toda la población que raramente podía permitirse comprar pescado fresco. 
A lo largo de los siglos este pescado pasó de ser  una sencilla forma de  alimentar a convertirse en símbolo de identidad portuguesa.
Ha pasado de ser una comida socialmente connotada con situaciones de abstinencia religiosa e incluso propia de los pobres a ser un alimento caro y prestigioso en el campo gastronómico. De hecho la cena tradicional de cualquier portugués en Nochebuena, es  la llamada "Consoada de Natal" basada en el bacalao.
En el país vecino tienen cientos de recetas, hoy opto por compartir con vosotr@s la que lleva su nombre.

Ingredientes:

  • Un lomo de bacalao al punto de sal
  • Una cebolla tierna
  • 3 dientes de ajo
  • Una cucharilla generosa de pimentón (usé dulce de la Vera)
  • Una copa de vino blanco (Montilla Moriles en mi caso)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • Una cucharada de harina
  • Un par de patatas hermosas
  • AOVE

Preparacion:

En primer lugar cortamos en juliana la cebolleta y en láminas el ajo, sofreimos cuando comienzan a tomar color añadimos el pimentón, removemos dejamos unos 20 segundos y vertemos el vino rápidamente para que no se queme, se deja reducir hasta que se forme una salsa.


Acto seguido o  mientras la cebolla sofríe doramos los pimientos  también en juliana y los doramos en una sartén. Una vez listos al igual que con la cebolla reservamos.


Mientras pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de unos 3 mm aproximadamente, y las ponemos a freír a fuego moderado. Una vez listas escurrimos bien y las colocamos en el fondo de una fuente refractaria.


Ahora la toca el turno al protagonista de este plato. Como podeis ver en los ingredientes yo opte por un lomo de bacalao al puno de sal. Lo deje descongelar desde el día anterior, y una vez que ha soltado todo el agua, yo lo seco con un paño de algodón o con papel de cocina.
Lo pasamos por harina  y lo freímos con AOVE,dos minutos por un lado, damos vuelta y un minuto por el otro.


Ponemos a pre-calentar el horno 180ºC ariba y abajo.
Una vez listo el bacalao, colocamos resto de ingredientes en la fuente. El bacalao sobre las patatas y repartimos de forma uniforme la salsa de cebolla y ajo reservada.



Ahora los pimientos, yo no lo puse todos, pues algunos se frieron demasiado.


Al horno 15 minutos, no más. Y solo queda emplatar...



Espero que os guste, disfrutad!!!


20 mayo 2019

Bacalao ahumado con tomate

Después de muchííísimo tiempo que no escribo, pero espero que este sea el primero de muchos posts,
una vez acabados mis estudios, con la vida más o menos organizada, quiero recuperar una de mis grandes pasiones que es este blog.

Este post es un "remake" actualizado de una receta  publicada en junio del 2010, espero que los que ya la hayáis probado os siga gustando y los que no podáis probarla ahora.

Ingredientes:

  • 2 paquetes de bacalao ahumado (80 gr.) de buena calidad.
  • 1  buen tomate (utilicé kumato)
  • 1 dente de ajo de Las Pedroñeras
  • 75 ml. de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)



Preparación:

Separamos con cuidado las lonchas de bacalao, ya vienen cortadas, pero al estar secas y envasadas al vacío se rompen fácilmente.
Una vez separadas las cortamos en trozos de bocado y reservamos.
Rallamos el tomate, mi consejo... rallador manual, cualquier proceso mecánico demasiado rápido como pueda ser batidora o cualquier robot de cocina rompe unas fibras que tiene el tomate y pierde su rojo característico para volverse anaranjado.
Rallamos el ajo y mezclamos los dos ingredientes anteriores con el AOVE.


Ahora lo que toca es poner una pequeña base de salsa y sobre esta una capa de trozos de bacalao y así sucesivamente.


Hasta que todo este cubierto.


 Yo lo suelo hacer por la mañana  lo tapa con film y lo reservo en la nevera, para que se hidrate y se aúnen los sabores. Lo saco un poco antes de servirlo para que atempere.



Deseo que disfrutéis.