10 agosto 2022

Fingers crujientes de pollo

Creo que ha nacido un nuevo clásico del tapeo, conocéis a alguien que no le gusten los “Fingers” de pollo?

Esta receta es una mezcla de diferentes que he leído en la red sumado al intento de emular a los mejores que he probad. Espero que os gusten en casa han sido un éxito.




Yo compré la pechuga y la troceé en casa, para que fueran a mi gusto y poder quitar bien las telillas y se lleva algo de grasa pegado.

En un cuenco, plato hondo o fuente (en función de la cantidad de fingers que vayamos a preparar mezclamos los ingredientes del aliño o adobo, una vez hecho esto añadimos las tiras de pollo asegurándonos de que todas queden impregnadas y dejamos reposar al menos una hora.


Luego preparamos dos platos con harina de maíz y en un tercero batimos los dos huevos con una pizca de sal.

Pasamos las tiras por la harina de maíz (este paso si lo preferís podéis hacerlo también con harina de trigo), una vez enharinadas pasamos por el huevo batido y nuevamente a la harina de maíz.

Aunque use el mismo tipo de harina yo lo hago en platos separados como sise tratara de un trabajo en cadena, es más práctico, cómodo y considero que higiénico,

Una vez está todas listas ponemos a calentar el aceite, para saber si temperatura es óptima lo mejor es el método de mis abuelas… echamos un diente de ajo sin pelar y cuando este empieza a freírse es el momento adecuado para empezar con los fingers.

Dejamos que se doren por ambas caras, solo dorar al no ser tiras gruesas se hacen rápido, así no se secan y quedan jugosos.

Podemos pasarlas sobro en papel de cocina para que absorban si hay exceso de aceite. Tras esto emplatamos y disfrutamos.




Obviamente se pueden acompañar con salsa de miel y mostaza que es la típica o vuestra favorita … yo las prefiero tal cual … pero cada persona es un mundo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco y valoro muchísimo tus comentarios pues me ayudan a mejorar y además sé el tiempo que conllevan.



Este blog ya no participa en cadenas de premios ni memes, aunque agradezco enormemente el elogio de quienes habéis pensado en mi.