10 agosto 2022

Fingers crujientes de pollo

Creo que ha nacido un nuevo clásico del tapeo, conocéis a alguien que no le gusten los “Fingers” de pollo?

Esta receta es una mezcla de diferentes que he leído en la red sumado al intento de emular a los mejores que he probad. Espero que os gusten en casa han sido un éxito.




Yo compré la pechuga y la troceé en casa, para que fueran a mi gusto y poder quitar bien las telillas y se lleva algo de grasa pegado.

En un cuenco, plato hondo o fuente (en función de la cantidad de fingers que vayamos a preparar mezclamos los ingredientes del aliño o adobo, una vez hecho esto añadimos las tiras de pollo asegurándonos de que todas queden impregnadas y dejamos reposar al menos una hora.


Luego preparamos dos platos con harina de maíz y en un tercero batimos los dos huevos con una pizca de sal.

Pasamos las tiras por la harina de maíz (este paso si lo preferís podéis hacerlo también con harina de trigo), una vez enharinadas pasamos por el huevo batido y nuevamente a la harina de maíz.

Aunque use el mismo tipo de harina yo lo hago en platos separados como sise tratara de un trabajo en cadena, es más práctico, cómodo y considero que higiénico,

Una vez está todas listas ponemos a calentar el aceite, para saber si temperatura es óptima lo mejor es el método de mis abuelas… echamos un diente de ajo sin pelar y cuando este empieza a freírse es el momento adecuado para empezar con los fingers.

Dejamos que se doren por ambas caras, solo dorar al no ser tiras gruesas se hacen rápido, así no se secan y quedan jugosos.

Podemos pasarlas sobro en papel de cocina para que absorban si hay exceso de aceite. Tras esto emplatamos y disfrutamos.




Obviamente se pueden acompañar con salsa de miel y mostaza que es la típica o vuestra favorita … yo las prefiero tal cual … pero cada persona es un mundo.







01 agosto 2022

Garbanzos salteados con champiñones y calabacín

Hola otra vez os traigo una receta que se podría considerar vegana,  pero lo para mi realmente importante es que es sano y rico.


El garbanzo (Cicer arietinum) es una legumbre fuente de proteínas y fibra además tiene muchos minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio además es especialmente rico en vitaminas B1, B6 y ácido fólico. Están recomendados en la mayoría de las dietas, para prevenir enfermedades cardiovasculares, favorecer la digestión y el tránsito intestinal, la diabetes, disminuir el cansancio, control de peso, ideales para embarazadas.

Si los unimos con los champiñones que son bajos en calorías, aportan vitaminas del grupo B, Vitamina D y minerales como el potasio y el selenio

Y con el calabacín que tiene muchos beneficios para la salud y también es hipocalórico.

Tenemos una receta ideal para mantenernos sanos y en forma, vamos a ella….



Preparación:

En este caso utilicé garbanzos de Pedrosillo de bote (para agilizar), lavamos bajo el grifo y los escurrimos bien, reservamos.

Limpiamos los champiñones sin que absorban agua, secamos y cortamos en laminas

Pelamos el calabacín y troceamos al gusto.

Pelamos los dientes de ajo y laminamos.



En una sartén ponemos un chorrito de AOVE a fuego medio, cuando el aceite esté caliente añadimos los champiñones, el ajo y la guindilla troceada, rehogamos.

Vamos removiendo y pasados unos 5 minutos añadimos el calabacín y sal al gusto dejamos unos 5 minutos más aproximadamente, removiendo para que los ingredientes se hagan igual por todos los lados

Ahora agregamos los garbanzos, añadimos pimienta al gusto y salteamos, lo dejamos unos minutos para que se mezclen los sabores

Emplatamos y decoramos con perejil picado



Espero que lo disfrutéis tanto como yo.



Fuentes:

www.lacribadevalseca.com

 www.deliciaskitchen.com

www.verleal.com



27 julio 2022

Ensalada de pasta con salmón ahumado


Hola a tod@s os dejo una receta que espero que os guste, sana y rica a la  vez.



Ni que decir tiene que si podemos incluir el brócoli en nuestro menú saldremos ganando, sin apenas calorías, es una fuente muy importante tanto de calcio, potasio, fósforo, hierro y ácido fólico como de vitaminas, a destacar C, A, B1, B2 y B6.

Si además contamos con un pescado azul como el salmón que es una valiosa fuente natural de proteínas con un gran contenido en ácidos grasos Omega 3, más vitaminas B12, B6, y B3 y minerales como el magnesio y el calcio.

Tenemos una comida de lo más saludable. Ahora bien, vamos a la receta.




Preparación: 

Limpiamos el brócoli, quitando el tallo y separándolo en floretes, lo lavamos, Yo lo cocí, pero también se puede hacer al vapor o el microondas. En el caso de la cocción ponemos agua con sal al fuego y cuando rompe a hervir echamos el brócoli. Debe cocer entre 5 y 7 minutos. Que no amarillee, pierde sabor y propiedades, Como a mi me gusta al dente pincho un tallito de los floretes para ver si está a mi gusto.

Una vez esté en su punto escurrimos y reservamos.

Cocemos la pasta y mientras aprovechamos para trocear el salmón.

Mezclamos los tres ingredientes,

Aliñamos con la vinagreta de AOVE, zumo de lima y eneldo.



Espero lo disfrutéis.








25 octubre 2020

CALAMARES GUISADOS

 Hola a tod@s hoy comparto una receta que descubrí a través de  "La Voz de Galicia" os la presento a mi manera. Es guiso de textura melosa y muy completo espero que os guste


Ingredientes para 2 personas:

  • Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 1 cebolleta mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero
  • Sal
  • 100 ml de Vino blanco, usé Ribeiro
  • Brandy
  • 2 buenas patatas 
  • 500 gr de calamar
  • Perejil
  • 1 guindilla cayena
Preparación:

En esta ocasión utilicé una bolsa de calamares congelados limpios, normalmente suelo utilizar un buen calamar fresco, pero nos apetecía el plato y tiré de recursos, dicho esto, vamos al lío.

En una tartera echamos un buen chorro de AOVE y la ponemos a calentar. Picamos tanto la cebolleta como el ajo en trozos muy menudos.






Lo volcamos en la tartera, junto con la guindilla y dejamos que se vaya pochando lentamente, mientras cortamos el pimiento verde también en trocitos pequeños.


Cuando la cebolleta comienza a transparentar añadimos el pimiento y una pizca de sal.



Tapamos y vamos removiendo, la idea es que se haga despacio, debe quedar casi como una mermelada. Añadimos la pulpa del pimiento choricero. Mezclamos  y dejamos que siga cocinándose a fuego lento.

Por otro lado en un sartén freímos los calamares lo que le va a dar luego un toque tostado aunque se guisen.



Una vez fritos los incorporamos al sofrito.


En el fondo de la sartén quedan los azucares de los calamares, los desleímos con un poco de brandy, para incorporar al guiso y acentuar el sabor.


Añadimos, agua o caldo de pescado que cubra los calamares y teniendo en cuenta que le incorporaremos unas patatas.


Añadimos el vino blanco, vamos pelando las patatas, las cortamos en trozos grandes incorporamos y dejamos cocer 15 minutos más.
Solo queda servir y espolvorear con perejil y disfrutar, acompañado de una copa de Riveiro y un buen trazo de pan.











23 diciembre 2014

Feliz Navidad



A pesar de que lleve mucho sin publicar, no os olvido. Las circunstancias me lo están dificultando pero un día de estos os sorprenderé.

Mil besinos para tod@s